Société Landaise des Amis de Saint Jacques et d′Etudes Compostellanes - Retour Accueil
Forum Privé
Français English Castellano
Ahora estás aquiInicio > Les Landes > Hitoria y patrimonio
« Les Landes », segunda provincia más grande de Francia cuyo bosque es el más extenso de Europa ( 214000 km2) y la costa más larga del país, es una zona de tradición con una multitud de riquezas porque la componen comarcas muy diferentes : La Haute Lande, le Marensin, la Chalosse, le Born, le Tursan, la Maremne, l’Armagnac. Lo cruzan 3 de los 4 caminos históricos de la peregrinación a Santiago : Tours, Vézelay, Le Puy en Velay, a los que hay que anadir, el Camino de la costa

Desde la prehistoria

Vestigios arqueológicos importantes como la dame de Brassempoy son el testigo de la ocupación de la zona desde el paleólitico superior. Las 30 piraguas monóxilas sacadas del lago de Sanguinet muestran una intensa actividad de la Edad del Bronce hasta la Edad Media. Al contrario de lo que se suele pensar, está comprobado que la zona poseía un bosque natural de pinos y que nuestros antepasados ya practicaban ladestilación de la resina para sacar el alquitrán.



Desde César a Napoleón

Aunque estuvieron presentes en la rica « Chalosse, » los romanos no se adentraron en las profundidades de la Novempopumlanis. De hecho, la« Haute Lande » en el norte era hasta la época de Napoleón III un país de humedales o llanuras desérticas. Trataron esta zona en el s.XIX con grandes obras como la plantación del pino marítimo y la fijación de las dunas. Al principio, zona de pastos donde los pastores se desplazaban erguidos en zancos, la zona se dedicó al cultivo del espárrago y a la industria del bosque y luego hacia el cultivo del maíz. Evolución de costumbre ancestral, la carrera landesa es una peculiaridad cultural local que explica la presencia de las plazas de toros que se encuentran en numerosos pueblos



Época Moderna

De la gran peregrinación compostelana, quedan muchos vestigios de lugares de culto y de la hospitalidad de los cuales unos pertenecen al patrimonio mundial de la humanidad: la iglesia Sainte Quitterie en Aire sur l’Adour, la abadía benedictina de Mimizan, la abadía de Sordes y la abacial de Saint Sever. Las varias riquezas de la provincia (patrimonio cultural, productos de la tierra, termas, mar y naturaleza) hacen del turismo uno de sus mayores recursos.